Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Desde la Unión Ferroviaria anunciaron un proyecto de ley que reflotar el sector.

"Si queremos que se desarrolle el país y sus economías regionales, indefectiblemente el tren tiene que volver a ser el eje del transporte en Argentina", dijo Sergio Sasia, el secretario general de la Unión Ferroviaria Argentina, en el marco del anuncio de un proyecto de ley que tiene el objetivo de "reflotar" los años de esplendor del sistema ferroviario argentino. La iniciativa será presentada en aproximadamente 15 días, cuando finalice el proceso final de evaluación y de encuadre legal, ante el Senado de la Nación, por los representantes de la Unión Ferroviaria y del Instituto de Formación, Capacitación y Estudios Ferroviarios "6 de Octubre".

Tras los pasos formales y, en caso de que se transforme en ley, la propuesta representa una luz de esperanza para los talleres ferroviarios del interior del país, entre los que se cuentan los ubicados en la provincia de Santa Fe, ya que focaliza el impulso al sistema ferroviario a partir de la reactivación de esas fuentes de empleo.

En diálogo con LaCapital, Sasia explicó que "al margen de defender los salarios y el convenio colectivo de trabajo, entendemos que debemos generar herramientas para aportar al desarrollo de la industria. Por eso en algún momento, desde que comenzó a ingresar material ferroviario cero kilómetro desde el exterior, acompañamos esa iniciativa que comenzó en 2013 y se sigue dando en la actualidad, pero también observamos que es necesario comenzar a invertir para fortalecer la industria nacional ferroviaria, que fue ícono en la historia argentina a través de los talleres de fabricación de coches y vagones".

Con la intención de trabajar por el desarrollo ferroviario a nivel nacional el sector comenzó a elaborar la idea hace aproximadamente un año, con los equipos técnicos del Instituto de Formación "6 de Octubre" —una asociación civil sin fines de lucro ligada a la Unión Ferroviaria— y así se comenzó a diagramar un proyecto que en principio tenía el objetivo de transmitir una intención y más tarde consideraron la posibilidad de transformarlo en borrador de un proyecto de ley.

"Qué mejor que tratarlo en el Congreso y que de ese modo se adopten las decisiones sobre la normativa que regirá el desarrollo del sistema ferroviario nacional como una política de Estado. De ese modo se conseguirá que, más allá de quién nos gobierne, nadie con otro pensamiento podrá venir a tirar por la borda el trabajo realizado, como ocurrió en la década de los '90", destacó el dirigente gremialista.

El proyecto está focalizado fuertemente en acompañar el desarrollo ferroviario sobre la base de cómo poner en valor los talleres del país que incluyen las fábricas de vagones, coches y locomotoras. "Para tomar como parámetro hicimos un relevamiento muy grande de material rodante y vías, principalmente en las tres empresas de cargas del Estado: Belgrano, Urquiza y San Martín. Hay más de 100 locomotoras y seis mil vagones que están fuera de servicio y entendemos que si se invierte en tecnología en los talleres que fueron emblemáticos como los de Córdoba, Mendoza, Tafí Viejo (Tucumán), Laguna Paiva, San Cristóbal, Pérez (Santa Fe) y Liniers (Buenos Aires), entre otros tantos y también los que no están dentro del sistema ferroviario pero aportan al desarrollo de la industria como el caso de los de María Juana, podremos poner en valor a todo ese material fuera de servicio. Esto vendría a acompañar el crecimiento del sistema en virtud de la mayor disponibilidad del material táctico y rodante para incrementar los servicios de carga, la cantidad de puestos de trabajo y así aportar también al desarrollo del país", explicó.

Actualmente el transporte ferroviario se ocupa solo del cinco por ciento del total del movimiento de cargas del país. "Si queremos que el país se desarrolle esa ecuación tiene que comenzar a cambiar. Eso se logra invirtiendo en el ferrocarril y en infraestructura de vías. Ahora se está trabajando en eso pero hay que potenciar y lógicamente disponer de locomotoras y vagones en condiciones", precisó.

Un ejemplo claro es el caso de María Juana, donde además de reparar, ya se construyen vagones nuevos de carga con más del 90 por ciento de partes nacionales que compiten con la oferta que puede ingresar desde el exterior. Esto genera mano de obra genuina y suma, en efecto multiplicador, al desarrollo nacional. Según Sasia, "como en los últimos años ingresaron muchas locomotoras y vagones de China, debemos preparar los talleres para hacer el mantenimiento cuando esos vehículos lo necesiten. A través de ese impulso no sólo se generaría mano de obra ferroviaria sino en la industria colateral que fabrica los diversos componentes".

Según explicó Sasia, luego de reuniones que mantuvo con funcionarios del Ejecutivo nacional que se aplican al tema, "desde el gobierno se transmite la intención de impulsar el desarrollo del ferrocarril no solo en Buenos Aires sino en el interior del país. Actualmente se están ejecutando obras y se proyectan otras de renovación de vías".

"Es por eso que destaco que este proyecto viene a sumar a lo que se está haciendo. Aportamos nuestro granito de arena al desarrollo ferroviario y por esa razón interpretamos que el proyecto será bienvenido por los legisladores y el gobierno nacional. Estamos convencidos de que el tren debe ser el eje y vincularse con otros sistemas de transporte, principalmente cuando las distancias a recorrer superan los 400 kilómetros", resaltó.

El proyecto de ley se encuentra en la última etapa de evaluación antes de ser presentado ante el Senado de la Nación, donde están todas las representaciones provinciales a las cuales se les expondrá la propuesta. "De acuerdo a la impresión que tengo por las reuniones que mantuvimos con legisladores y funcionarios de gobierno, la iniciativa será bien recibida y creemos que no habrá quien se oponga al desarrollo ferroviario, sin importar el partido al que pertenezca. Todos quieren que el tren vuelva a hilvanar el país como lo hizo a lo largo de la historia", presagió el ferroviario.

El trabajo que encaró la Unión Ferroviaria no contempla la actividad de transporte de pasajeros "pero entendemos que si logramos ser competitivos en el transporte de cargas llegaremos a un punto de optimización del sistema que permitirá entonces la instauración de esos servicios en una segunda etapa. No podemos abarcar tanto. Hay una enorme posibilidad de crecimiento a través del transporte de cereales y la producción de las economías regionales", concluyó.

Informe: Luis Emilio Blanco, para el Diario La Capital.