Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El prestigioso periodista dialogó con portalperez.com sobre su trabajo y opinó sobre el fútbol rosarino.

En la tarde del jueves, la Ciudad de Rosario tuvo el agrado de ser anfitriona de la presentación del libro “Díganme Ringo”, de Ezequiel Fernández Moores (periodista deportivo, de reconocida pluma a nivel nacional), escrito en 1992 y reeditado en 2015, donde se repasa la vida de Oscar Natalio Bonavena, boxeador argentino reconocido tanto arriba como abajo del ring. Personaje de Buenos Aires, que en la década del 60 tomó notoriedad por la exposición mediática que le impuso el propio personaje, y que acabó con su vida trágicamente, en Estados Unidos.

portalperez.com pudo encontrarse con el autor del libro quién comentó que “Este libro es una reedición propia y eso fue extraordinario, poder reeditarlo personalmente, porque me permitió venir a Rosario por mi cuenta, con la ayuda de amigos y colegas que aprecio mucho, entonces, para mí es todo muy festivo, muy relajado y muy agradable”.

¿Con que se encuentran los lectores? “Encuentra un personaje que es muy representativo de Buenos Aires, con lo bueno y lo malo de la `porteñidad`, un gran fanfarrón y a su vez, un tipo muy simpático, que al ser tan seductor, a veces neutraliza tanta fanfarronería. Un personaje que no era sólo del boxeo, también lo era de Buenos Aires, de la noche que lo tuvo como animador”.

Ringo, el primer mediático. Fernández Moores admite que “Hay una definición de Martín Becerra (Investigador y docente universitario) que dijo que Ringo Bonavena era mediático antes que se inventara esa palabra, y me parece una opinión muy feliz, porque hoy estás dos minutos en Gran Hermano y ya sos mediático, y eso te hace creer que sos famoso. En los tiempos de Ringo no había internet, ni youtube ni televisión, no había cable ni HD, sólo cuatro canales de aires que transmitían 8 horas cada uno. Era otra cosa, y aún así, Ringo era popular”.

No se da todos los días de poder dialogar mano a mano con uno de los escritores más notables dentro del periodismo, no sólo por la claridad de conceptos, sino por la visión que se tiene desde afuera, sobre los temas propios.

¿Cómo ves al fútbol rosarino? “Desde Buenos Aires lo que se ve es que no hay clásico como este, con lo bueno y lo malo que eso tiene. También vemos que tanta locura y tanta frotación deriva en algo más complicado, y entonces, ahí hay una parte que no está buena. Muchos de los últimos años fueron complicados en ese aspecto. Cuando el fútbol pasa a ser más de la tribuna que del campo de juego… yo creo que el fútbol es una invitación al juego del pueblo, de la gente. La gente participa, pero no juega, juegan los jugadores, y a veces se deja jugar demasiado al hincha y cuando hablo de hinchas, digo la barra brava”.