Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

"Gobernar exige conocimiento de las normas, inteligencia y sentido común"

Escribe: Dr. Favio Schiaretti.

Estamos próximos a cumplir tres años de gestión al frente del Ejecutivo municipal de Pérez. El lapso es más que suficiente para que cada uno de nosotros, autoridades y vecinos de la ciudad, esté en condiciones de hacer su propio balance sobre la marcha de la gestión municipal.

Habrá sin duda opiniones dispares, pero me atrevo a decir que nadie negará el impulso que hemos dado a la realización de obras que encarnen en nuestro municipio valores como -por citar sólo algunos- la inclusión, la infraestructura, la integración y la seguridad.

En este último aspecto hemos encarado la mejora de circulación de peatones y automovilistas en la zona de la ruta 33 y Concejal Bettucci mediante la instalación de un semáforo y algunas obras complementarias.

En nuestras habituales recorridas por ésa y distintas áreas del mapa perecino recogemos continuamente pedidos en favor de la colocación de luces de ordenamiento del tránsito. Éste fue también el caso de la obra mencionada. Al reclamo, la respuesta: todo parecía lógico. Pero…

Repentinamente enfrentamos la oposición a este avance, procedente nada menos que de un integrante del Concejo Municipal que aduce que la decisión no contaría con los pasos legales previos correspondientes para asegurar su adecuado control ni con la suficiente anuencia de la población.

Por supuesto: nada impide que cualquier concejal fiscalice la acción del Ejecutivo. Más aún: es una de sus responsabilidades. Pero para que dicha fiscalización arroje resultados eficaces de cara a la ciudad y los vecinos, hace falta que quien la realice conozca la normativa vigente.

Y esa normativa no exige la participación del Concejo Municipal en la instalación de una señal luminosa de tránsito. Mucho menos una suerte de referéndum, como si estuviéramos debatiendo cambios en la organización municipal, o alguna medida de serias implicancias para la vida ciudadana.

Ya no hablamos de la conveniencia de la obra, y de lo bueno que sería que en casos como éste, la totalidad de las representaciones políticas locales acompañaran su concreción más allá de sus colores partidarios.

Ya no hablamos de que la seguridad vial, como un aspecto clave de la seguridad en general, es un eje indiscutible de cualquier política municipal razonable.

Estamos hablando de que un representante de los vecinos

  • reclama el cumplimiento de una norma que no existe (primer error, y serio),
  • plantea indirectamente que sin ella no le es posible ejercer adecuadamente su tarea de control de gestión (segunda equivocación, porque dispone de todas las herramientas que le otorga la legislación municipal) y
  • busca objeciones al pedido más frecuente que recibe cualquier autoridad municipal: el semáforo para evitar accidentes de tránsito (tercer yerro, éste de sintonía con las inquietudes de los representados).

Con toda franqueza, es asombroso que a esta altura de la problemática de la circulación de personas y vehículos por las ciudades, cuando todos los especialistas y la propia experiencia destacan las ventajas de una abundante señalización luminosa, nada menos que un concejal sea quien sale a buscar motivos para obstaculizarla.

¿Será, acaso, que de tanto estar pendiente de las encuestas y las campañas electorales ha olvidado para qué sirven verdaderamente los gobiernos?

El edil aludido registra paso por las aulas en distintos niveles educativos. Pero hace ya mucho tiempo hemos aprendido la diferencia entre la inteligencia y la instrucción. Como ya se ha dicho, una es un don de Dios. La otra, simplemente es traspaso de información, no siempre bien asimilada.

Sepan los vecinos de Pérez que nuestro propósito es continuar nuestro programa de realizaciones, que incluye por supuesto el ámbito de la señalización urbana, de acuerdo a las leyes, al compromiso que contrajimos al asumir el cargo y a la aplicación del sentido común. Ese mismo sentido común que, al decir irónico de algunos, es el menos común de los sentidos.

Pérez, 25 de octubre de 2018.