Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

La pelea entre lo que quiero y lo que hago

Cuando vivimos por debajo de nuestras posibilidades de despliegue, cuando empezamos algo que es valioso para nosotros y no lo terminamos, cuando tenemos algo bueno en nuestra vida y lo echamos a perder (actitudes, “no hacer”).

¿Cuántas veces has tratado de hacer algo o de lograr un objetivo, sin tener éxito?

Si hicieras un análisis detallado y honesto de dichos "fracasos", probablemente te darías cuenta de que, muchas veces, no lo lograste por algo que vos mismo hiciste o dejaste de hacer.

Esto se llama autosabotaje. Existen muchas maneras de autosabotearnos y desafortunadamente, pocas veces nos damos cuenta.

Veamos algunos ejemplos:
Tenés que hacer un trabajo importante que te va a permitir un ascenso y de repente empezás a estar "muy ocupado", haciendo cosas en tu casa, arreglando la casa, hablando por teléfono, etc., y no tienes tiempo para hacer el trabajo o por lo menos para hacerlo bien.

Estás esperando una llamada muy importante, de una persona que puede mejorar tu vida y se te olvida prender tu celular.
Te preocupa tanto quedar bien con la gente o evitar ser criticado por los demás, que nunca haces lo que a vos te gustaría hacer.

Estás en un tratamiento médico y constantemente se te olvida tomar el medicamento.
Estas a dieta, pero la rompes constantemente diciéndote:
"Ahora si la empiezo bien, el próximo lunes".

Te inscribes en un curso de computación y "se te hace tarde" o no podes ir a muchas de las clases.
Discutiste con tu pareja, le compraste un regalo y te lo olvidas en tu casa u oficina.

Quizás pienses que un olvido o llegar tarde, puede ser normal con el  tránsito y estrés y que no necesariamente significa, que te estás autosaboteando.
Esto puede ser cierto, si sólo sucede muy de vez en cuando y si casi siempre logras tus metas.
Pero si sucede con frecuencia o si por algún motivo que no conoces, queres hacer cosas y no podes, o te esfuerzas en lograr cosas y no las obtenes, es muy probable que te estés autosaboteando.

Dice la psicóloga Virginia Gawell que la mejor manera de brindarnos asistencia es comunicarnos con nosotros mismos (hablar o escribir), tomarnos un momentos “como si nos sentáramos a tomar un café, mate o té con un amigo”, e indagar amigablemente, qué nos pasa, qué sentimos, a quien le estamos siendo leales...

Reconocer y explorar nuestros pensamientos, hábitos, actitudes, emociones y sobre todo nuestros miedos, para entender cómo pueden estar influyendo en nuestra conducta.
Revisar nuestra autoestima y ver si ésta puede ser la causa de nuestro comportamiento.

Podés descubrir cuáles son las frases que te decís o que pensas y mantienen el autosabotaje (como es muy difícil, se van a enojar conmigo, me da miedo que si hago... se aleje de mí, etc.) y cambialas por pensamientos positivos, más adecuados a lo que querés lograr y más en consonancia a cómo te querés sentir.

Qué el viaje sea de descubrimiento.

Gracias por leerme.

 

Fuente: Silvia Russek, picóloga.

 

  • Vanesa Coronel
    en Comunicación Social
    Coach Ontológico Profesional
  • Blog: http://vanesacoronel.blogspot.com.ar/
  • Linkedin: Vanesa Coronel
  • Facebook: Coaching Holístico
  • Twitter: @EspiralComunica
  • Contacto: 3465-592796