Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Tanto zavallenses como perecinos se quejan de las condiciones en las que se realiza el cambio de unidad

La tragedia del 24 de febrero, que dejó 13 víctimas fatales, obligó a los responsables del sistema de transporte provincial a tomar decisiones en cuanto al reemplazo de Monticas. Con respecto a la Ruta 33, y puntualmente entre Pérez y Zavalla, se diagramó un cronograma de trasbordos que funciona cada 40 minutos.

Este enlace se está realizando en Avellaneda y Ruta 33, y la situación que denuncian pasajeros y vecinos de ambas localidades es de “descontrol total”: “En un principio se trató de una situación de emergencia, donde se contemplaron las desprolijidades, que resultaban entendibles. Ahora llevamos varios días con los mismos inconvenientes y nada parece mejorar”, manifestó uno de los vecinos de Barrio Talleres.

Otra usuaria del transporte público, le comentó a portalperez.com que "ayer 40 minutos estuve esperando el colectivo 35/9 para volver a casa... hoy el cole no pasa y el siguiente viene lleno y llego media hora tarde al trabajo”.

La punta de línea se convirtió en terminal de ómnibus.

En determinado momento de la tarde, se registraron 7 (siete) coches de la línea 35/9 estacionados sobre calle Avellaneda, también sobre Ruta 33 e incluso, algunos, en el playón de la estación de servicios Esso. “Una desprolijidad total, cero coordinación. En las horas pico podés encontrar más de treinta o cuarenta personas esperando el trasbordo, y cuando les agarra la desesperación por seguir viaje, se colocan en la banquina de la Ruta para que los conocidos que viajan en auto los puedan ver, y decidan llevarlos hasta Zavalla”, explicaron.

Las consecuencias de los pasajeros a la vera de la ruta activó una alarma en la zona: “Esta situación genera frenadas bruscas, autos retrocediendo varios metros por la banquina y también muchos realizan giros en “U” para volver hacia la esquina a buscar personas, lo cual tornó muy riesgosa la espera en la esquina de Avellaneda y Ruta 33. Esta esquina es un descontrol y en cualquier momento puede haber un accidente. El Secretario de Transporte de la Municipalidad de Rosario debería estar al tanto de esta situación”.

“¿Cómo va a estar funcionando este trasbordo, sin orden, sin control de los inspectores de tránsito, al rayo del sol y en el medio de la calle? La gente espera donde puede. Me parece que, lejos de ser una solución, está generando más inconvenientes de los que ya existen”, se quejaron y sentenciaron que la equina "no es una terminal de ómnibus, como para que la gente esté acá parada, esperando”.

La esquina es una de las más peligrosas de la ciudad, teniendo en cuenta que en ese tramo de la Ruta 33, los coches ya viajan a una velocidad considerable, la calle Avellaneda, que es de doble mano, permite en ingreso y egreso de los vehículos a Barrio Talleres, la estación de servicio que también tiene movimiento de coches, motos y camiones, y no se debe dejar pasar por alto que, próximamente, se viene la época de cosechas, donde aumenta el tránsito de camiones por la zona.